¿Cómo desbloquear el drenaje del baño? Trucos caseros

Todos hemos sufrido alguna vez de un molesto atasco en los drenajes del baño. Por mucho cuidado que tengamos es casi inevitable que se formen tapones en las tuberías del lavabo, la ducha o el inodoro. A pesar de nuestros miramientos, estas obstrucciones pueden formarse, porque los productos que habitualmente utilizamos para nuestra higiene desprenden sedimentos y partículas que se adhieren a la superficie de las tuberías y obstruyen el paso del agua. Incluso los restos de piel muerta y los pelos son capaces de provocar un atasco.

Sin embargo, siguiendo nuestros consejos podrás evitar muchas de estas complicaciones o, al menos, lograr que sean menos frecuentes.

Una buena práctica preventiva consiste en verter agua caliente por el drenaje con cierta frecuencia. El calor destruye o descompone muchos de estos sedimentos antes de que se compacten. Esto actúa como un potente limpiador de tuberías y no representa riesgo alguno. Pero debes tener cuidado de la temperatura, porque el exceso de calor puede causar daños en las paredes de la taza del inodoro o en las tuberías de plástico.

También es recomendable instalar en los drenajes de la ducha o bañera rejillas protectoras que puedan retener pelos y restos de jabón, evitando que caigan al desagüe.

Lo más importante es estar siempre pendiente de cualquier anomalía, pues será mucho más fácil retirar o desintegrar un tapón que recién empieza a formarse, que desatascar una tubería completamente obstruida. Por eso, si notas que el agua drena con mayor lentitud o el sumidero expele olores fétidos, no dejes pasar más tiempo. Al primer síntoma de atranco, intenta solucionarlo con alguno de los trucos que a continuación te explicamos.

Desatascar los drenajes

Si a pesar de los cuidados, notas que el agua fluye con lentitud o se empoza en el lavabo o la bañera, tendrás que aplicar medidas correctivas antes de que empeore la situación.

Si al retirar el tapón de la ducha, bañera o lavabo puedes ver la causa del atasco, se trata de un problema superficial que fácilmente podrás resolver con una percha de ropa. Introdúcela con cuidado en la tubería y procura enganchar la masa de pelo o residuos que estén atorados en el desagüe.

Si por el contrario desmontas el drenaje y no puedes alcanzar a ver el tapón deberas usar otras herramientas para extraerlo.

Uso del émbolo

El primer recurso que generalmente tenemos a mano es el conocido émbolo de goma. Para que sea efectivo debe crearse un efecto de chupón en la tubería, impidiendo que se filtre aire o no selle correctamente. Para obtener un mejor resultado puedes sumergir el émbolo, antes de usarlo, en agua caliente. Esto ablandará la goma y facilitará su amoldamiento a la forma del orificio del drenaje.

También puedes cubrir el émbolo con un paño húmedo para aumentar el poder de succión.

Una vez colocado sobre la abertura del drenaje, empújalo hacia arriba y hacia abajo varias veces. El vacío generado podrá aflojar el tapón y liberar la tubería para que el agua atrapada drene sin inconveniente. Si se trata de un inodoro, utiliza el desatascador de bola o de reborde, pues es el que mejor se adapta al orificio del váter.

¿Cómo desatascar el baño con el truco de la fregona?

Si por algún motivo no tienes en casa un desatascador manual y tienes el inodoro obstruido, puedes sustituirlo con una fregona.

Cubre la fregona con una bolsa de plástico resistente, asegurándote antes de que no tenga huecos ni fisuras. Amárrala firmemente, con una cinta adhesiva a prueba de agua.

Utiliza guantes y, de ser posible, lentes de protección y tapabocas como hacen los compañeros de reformas Embajadores.

Seguidamente introduce la fregona en la taza del baño. Mantén el mango en posición vertical y realizar movimientos hacia arriba y hacia abajo. La idea es que la bolsa de plástico se adhiera a la superficie de porcelana del inodoro y cree el vacío que necesitas para desatascar la tubería.

¿Cómo desatascar el baño usando vinagre y bicarbonato sódico?

Si la obstrucción es causada por acumulación de restos orgánicos o materia grasa, la combinación de vinagre y bicarbonato puede dar muy buenos resultados.

Se trata de una reacción química que actúa directamente sobre el tapón, desintegrando la materia que obstruye el paso del agua. Es una solución ecológica, pues prescinde de sustancias químicas que puedan ser riesgosas para el ambiente. Además es muy segura, pues no desprende gases tóxicos que puedan generar problemas de salud por inhalación.

Lo único que necesitas son 300 gramos de bicarbonato sódico, 200 mililitros de vinagre, 3 o 4 litros de agua caliente y una buena dosis de paciencia.

Vierte en bicarbonato directamente en el desagüe y a continuación agrega el vinagre. Observarás cómo se produce una suerte de erupción y se forman burbujas. Deja actuar esta mezcla por unos 20 minutos y añade el agua caliente. Si no ha funcionado puedes repetir la operación.

El efecto del bicarbonato con el vinagre se potencia si lo dejas actuar durante periodos más largos de tiempo. Lo ideal sería dejarlos toda la noche y añadir el agua caliente temprano en la mañana, pero en ese caso tienes que asegurarte de que nadie use la instalación.

Esta solución puede aplicarse sin riesgo en lavabos, duchas, bañeras e inodoros, pues es totalmemte inocua.

¿Cómo desatascar el baño usando detergente para lavavajillas?

Una variante del truco anterior consiste en aplicar lavavajillas en las tuberías. El poder desengrasante de este detergente puede disolver los tapones de grasa formados por restos de jabón, champú y otros productos de higiene. Es un método accesible y fácil de utilizar.

En este caso, el bicarbonato y el vinagre se sustituyen por 300 mililitros de detergente para lavavajillas, que se vierten en la tubería. Al cabo de 15 minutos deberás añadir 4 o 5 litros de agua caliente. Por lo general es necesario repetir el proceso dos o tres veces para lograr los resultados deseados.

Usando una serpiente de fontanero

Si la obstrucción es más profunda y el embudo no funciona, podemos echar mano de la serpiente de fontanero. Este dispositivo consiste en un alambre largo y flexible unido a una manivela que usan con destreza los compañeros de desatascos de tuberias Albacete. La serpiente se introduce en la tuberia y mediante la manivela se hace girar el alambre, para romper el tapón en piezas pequeñas que puedan descartarse por el drenaje. En otros casos, la materia atascada se engancha en el alambre y puede ser retirada manualmente al extraer la serpiente de la tubería.

Es importante utilizar guantes protectores cuando se manipule una serpiente de fontanero, porque en el proceso pueden saltar residuos de las tuberías que podrían causar daños en la piel.

Contrata un servicio de desatasco de tuberías

Si ninguna de estas recomendaciones ha funcionado no te queda más remedio que llamar al administrador de fincas de la comunidad para que avise a un fontanero. Ellos cuentan con herramientas específicas y equipos más potentes que les permiten desobstruir las tuberías sin importar cuál sea la causa del atasco. Pero, como el dinero no sobra, nosotros preferimos probar antes con estos trucos caseros, intentando ahorrar algunos euros.

Seguramente te sorprenderás de lo rápido que logran desatrancar la tubería, pero no te agobies, pues ese es su trabajo y por algo son especialistas.